Sistema Village

Village es nuestro sistema exclusivo de construcción en seco y cuenta con ventajas que lo ubican en la mejor relación entre calidad y precio. Es un sistema constructivo liviano de uso en viviendas de planta baja y como muro de cerramiento en edificios en altura. Su construcción modular permite iniciar proyectos y ampliarlos luego fácilmente.

Se basa en el empleo de grandes paneles para muros que presentan caras planas de PRFV: (Poliéster Reforzado con Fibra de Vidrio) autoextinguible de 3 mm de espesor, y con un núcleo rígido aislante de poliestireno expandido en su interior de 14 cm de espesor. Estos paneles se fijan a la fundación y entre sí a través de perfiles de acero galvanizado atornillados a los mismos. Los combinación de los materiales compuestos, la resina poliéster y la fibra de vidrio, tiene propiedades que superan las que inicialmente tienen. Mientras la resina endurecida ofrece dureza y resistencia a la compresión, las fibras permiten tomar la tracciones. El techo se resuelve de manera tradicional a partir de encadenados atornillados al extremo superior de los paneles.

Las viviendas Village tienen anclaje sobre una losa de fundación de 10 cm. con vigas inferiores perimetrales.

Los paneles que se utilizan como muros exteriores son de 14.6 cm de espesor; están compuestos por dos caras de poliéster reforzado con fibra de vidrio (PRFV) de 3 mm de espesor separadas por un núcleo de poliestireno expandido de 20 kg/m3 de densidad elaborado con componentes autoextinguibles. Tienen alturas desde 2.60 a 3.00 m y largos que alcanzan hasta los 3.90 según los requerimientos del proyecto. Los paneles se unen entre sí por perfiles "C", y "L" de 2 mm. de espesor, fijados con tornillos autorroscantes. Dichas uniones son posteriormente cubiertas con tapajuntas de PRFV y la correspondiente aislación. Las caras de los paneles se fabrican sobre matrices que les permiten tener terminaciones similares a la construcción tradicional. En ese sentido la cara del muro que está expuesta al exterior tiene la textura de un muro de ladrillo visto con junta enrasada.

Los muros interiores, al igual que los muros exteriores son de 14.6 cm de espesor, están compuestos por dos caras de PRFV de 3 mm de espesor separadas por un un núcleo de poliestireno expandido de 20 kg/m3 de densidad. En los bordes de los paneles se juntan las caras de tal manera que conforman un perfil de rigidez o aleta de 7 cm que facilita la vinculación con otros paneles. Ambas caras del panel presentan una textura similar al revoque fino.

Las cañerías eléctricas se embuten en los paneles, existiendo también paneles sanitarios con agua fría y caliente en termofusión, y gas con cañerías epoxi que son utilizados en las áreas de cocina, baño y lavadero.

Los techos se resuelven también de forma convencional. Se pueden emplear distintos tipos de cubierta sobre una estructura de cabriadas y correas de perfiles de acero o de madera impregnada. La aislación térmica se ubica sobre la barrera de vapor que está en contacto con el cielorraso; este puede ser de machimbre de madera impregnada o de placas de yeso. Se aprovecha para sostener este cielorraso la estructura de viga contraviento.

Facebook: Village Viviendas